Algunos consejos para una navegación segura

Antes de embarcarse y salir a navegar es fundamental tomar precauciones para disfrutar de una navegación segura, prevenir riesgos y saber qué hacer ante situaciones peligrosas. Es por eso que es importante hacer un check list de los elementos de seguridad necesarios, revisar el estado general del motor, tener un plan de navegación definido, contar con herramientas para conocer nuestra ubicación exacta dentro del mar y saber manejar equipos de radiocomunicación.

Planificar la ruta de navegación conlleva inicialmente revisar el pronóstico meteorológico y estudiar la carta náutica de las aguas por las que vamos a navegar. Es fundamental conocer el lugar por el que vamos a navegar para identificar si hay peligros, bajos, fondeaderos, cómo van a estar las mareas y las corrientes, etc. Con toda esta información, se podrá elaborar un plan de navegación para comunicarlo al Club Náutico y/o familia, indicando fechas y horas de salida/llegada y puerto de salida/destino. Procuraremos no alterar el plan pero, si lo hacemos, hay que informar a quien corresponda para prevenir preocupaciones o que se desate la alarma. Informar el plan de navegación evita que, ante una emergencia, transcurran horas que podrían resultar vitales. En España la aplicación SafeTRX puede servirnos de gran ayuda. A su vez, prever el combustible necesario y llevar alimentos y agua potable suficientes es también parte muy importante de la planificación.

Nuestras expectativas antes de zarpar siempre son pasarlo bien y disfrutar del mar, pero estar preparado frente a una posible eventualidad es fundamental para no poner en riesgo nuestra vida ni la de terceros. Una falla en el motor o un cambio brusco en las condiciones del mar ponen a prueba nuestros conocimientos y las condiciones de la embarcación. Por este motivo necesitamos ser conscientes y contar con los elementos de seguridad obligatorios, provisiones, botiquín, equipos de radiocomunicación, GPS, compás y cartas náuticas (el GPS siempre es la primera opción, pero es bueno tener una alternativa analógica ante una avería en los dispositivos electrónicos).

Los equipos de radiocomunicaciones deben ser los correspondientes al Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítimos (SMSSM) y cumplir con la normativa que especifica qué dispositivo es el necesario según la distancia de la costa a la que se vaya a navegar. Sería muy conveniente que todos los miembros de la tripulación fueran capaces de utilizar el VHF, la Llamada Selectiva Digital (LSD), la radiobaliza EPIRB y el SART y conocer la ubicación de la radio VHF portátil en caso de accidentes o naufragios.

¿Cuáles son los equipos y el material de seguridad obligatorio a bordo?

Esto depende de nuestro tipo de embarcación y de las aguas por las que preveamos navegar (navegación fluvial o en lagos, costera, alta mar o transoceánica). Un error tan grave como común es considerar los equipos de seguridad como un trámite administrativo con el que solamente debemos cumplir para conseguir una habilitación y poder salir a navegar. Es importante tener en cuenta que el material está a bordo para aumentar las posibilidades de sobrellevar exitosamente una emergencia, por lo que debe estar siempre localizado, señalizado y en un lugar accesible para todos.

Chalecos salvavidas: la cantidad mínima necesaria es: uno disponible para cada una de las personas a bordo, teniendo en cuenta su talla, peso y edad. Todos deben estar en perfectas condiciones, con sus hebillas, pasadores y cierres limpios y engrasados. Los modelos disponibles son numerosos según su tipo y funcionalidad, pero todos deben tener homologación CE o SOLAS, y disponer de bandas reflectantes para una mejor localización.

Material pirotécnico: bengalas, cohetes y botes de humo son necesarios para poder hacer señales luminosas e intentar ser vistos por embarcaciones que se encuentren cerca. Es necesario almacenarlas en un lugar seco y fuera del alcance de los niños, respetar las fechas de caducidad y aprender de memoria las instrucciones de uso en caso de necesitar accionarlas durante la noche o en medio de un temporal.

Extintores y lucha contra incendios: además de los obligatorios baldes para agua, es conveniente disponer de mantas ignífugas para ahogar llamas pequeñas y tener extintores portátiles al alcance de la mano. Éstos deben estar revisados en fecha y forma por empresas autorizadas y homologadas para dicha tarea. Existen cinco tipos de extintores (A, B, C, D, F) según los diferentes tipos de fuego; los de origen eléctrico suelen ser lo más habituales a bordo.

Aros salvavidas: son elementos de seguridad fundamentales en caso de hombre al agua. Para que sean útiles es conveniente que estén colocados en las bandas laterales o en la popa, con luz y un sistema rápido para soltarlos y lanzarlos al agua. El nombre del bote o embarcación debe figurar en el aro salvavidas, y es importante notificar a la estación costera más cercana en caso de haber extraviado uno, ya que alguien podría encontrarlo en el agua y activar una alarma.

Balsas salvavidas: éstas deben tener un espacio definido para su instalación en cubierta y ser revisadas periódicamente para estar seguros de que vayan a funcionar correctamente en caso de ser necesarias. Sería muy conveniente que toda la tripulación supiese cómo manipularlas, lanzarlas al agua y abordarlas.

Arneses de seguridad, indumentaria de buceo, bombas de achique, reflector o linternas, equipos portátiles de radiocomunicación y una larga lista de etcéteras son otros de los elementos que nunca estarán de más en nuestra embarcación y contribuirán a que podamos afrontar de mejor manera, las contingencias que se nos puedan presentar.

En cuestiones de seguridad en la mar, PREVENIR y CAPACITARSE salvan vidas: La prevención disminuye riesgos potenciales, reduce las posibilidades de sufrir una incidencia o minimiza sus consecuencias. La clave es estar preparados para saber cómo actuar frente a cualquier eventualidad. Recuerda que es igual de importante disponer de los elementos como saber usarlos. ¡La seguridad de la embarcación y de la tripulación dependen de ti!

Sobre Advenio Software

El nombre Advenio es un vocablo del latín que significa llegar. En el ejercicio de nuestra actividad profesional consideramos que es muy importante llegar. Cuando se nos plantea un objetivo, nos comprometemos con firmeza, entusiasmo, constancia y paciencia para llegar a las metas fijadas.

Contacto

20 de Septiembre 1925 Piso 2 Oficina D
B7600CUM Mar del Plata
Buenos Aires - Argentina
Tel/ Fax:  +54 (223) 495-1795 

Síguenos